Nueva propuesta de la DGT al reglamento de las sillas auto.

febrero 8, 2013 by SillasAuto

Los menores de 4 años, en ‘sillitas’ en sentido contrario

[foto de la noticia]

  • Con carácter general la ley actual no fija el sentido de las ‘sillitas’
  • Los que midan menos de 135 cm no podrán ir delante, ni con silla
  • Ir en sentido contrario reduce un 75% las posibilidades de lesiones
  • Así lo adelanta la revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ editada por la DGT
  • Los niños que pesen menos de 18 kilos tendrán que viajar en coche obligatoriamente en ‘sillitas’ colocadas en sentido contrario a la marcha, siempre y cuando el dispositivo lo permita y el niño tenga menos de 4 años, según una propuesta incluida en el borrador de reforma del Reglamento General de Circulación que ha elaborado la Dirección General de Tráfico (DGT). Asimismo, la DGT también ha abogado por prohibir que aquellos niños que midan menos de 135 centímetros ocupen el asiento delantero, incluso con un dispositivo adecuado.

La reforma del Reglamento General de Circulación, que incluye entre otros aspectos la modificación de determinados límites de velocidad, está siendo actualmente revisada por el Gobierno después de que la DGT haya terminado los trabajos de elaboración del borrador, por lo que en última instancia será el Ejecutivo el que decida si finalmente incluye en el reglamento las propuestas de la DGT sobre sistemas de retención infantil.

Actualmente, el Reglamento General de Circulación establece que los menores de 12 años sólo pueden viajar en los asientos delanteros de un vehículo si van colocados en “dispositivos homologados al efecto” o, en el caso de que su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, lleven el cinturón de seguridad.

[foto de la noticia]

En el caso de los asientos traseros, la normativa actual dice que las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso, y que los que tengan una altura igual o superior, podrán utilizar indistintamente este dispositivo o el cinturón de seguridad para adultos.

No obstante, en la normativa vigente no se recoge por ley la orientación en la que se tienen que colocar las ‘sillitas’ infantiles y la única referencia a la orientación es la prohibición de usar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbag frontal, a menos que haya sido desactivado.

Sin embargo, según un reciente estudio de RACE y Cibex en colaboración con la DGT , colocar a los niños en una ‘sillita’ en sentido contrario a la marcha cuando se viaja en coche puede reducir hasta en un 75% el riesgo de que los menores sufran lesiones en caso de accidente de tráfico.

 Por ello, Tráfico va a proponer un cambio en el Reglamento General de Circulación para que los menores que viajen en ‘sillitas’ de los grupos 0, 0+ y I (aproximadamente hasta los 18 kilos), lo hagan en sentido contrario a la marcha con la condición de que el dispositivo lo permita y que el niño tenga menos de 4 años, según ha adelantado la revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ que edita la propia DGT.

Prohibir sentarse en el asiento delantero

[foto de la noticia]

La publicación también avanza que Tráfico ha abogado porque en la reforma del Reglamento de Circulación se prohíba a los niños con una altura inferior a 135 centímetros ocupar el asiento delantero derecho. Según el jefe de la Unidad de Coordinación de la Investigación de la DGT estos cambios “situarán a España en la vanguardia de la normativa protectora de la seguridad de los niños”.

La razón de que colocar el sistema de retención infantil en sentido contrario a la marcha sea más seguro es que si el niño va sentado en este sentido “las fuerzas que se registran en caso de impacto se distribuyen por todo el cuerpo y no se concentran en la zona del cuello, como ocurre cuando viajan en sentido de la marcha”, según explica el experto. “Las características de la cabeza, del cuello y de la columna vertebral de los niños les hace más vulnerables a sufrir lesiones graves o mortales en caso de impacto por accidente de tráfico”, añade.

Entre el año 2001 y 2011, un total de 1.150 menores de 14 años han muerto en accidentes de tráfico. Además, en ese periodo, casi 60.000 menores de esa edad sufrieron alguna lesión como consecuencia de una accidente de tráfico. Pese a ello, durante 2011 aumentaron los niños heridos graves que no llevaban un sistema de retención en el momento en el que circulaban en un turismo o furgoneta.

La modificación de la normativa para obligar a los padres a colocar a los menores en sentido contrario de la marcha forma parte de las medidas incluidos en el Plan Estratégico de Seguridad Vial para esta década, con el objetivo de tratar de reducir a cero el número de víctimas mortales en este grupo de edad.

La reforma del Reglamento de Circulación, anunciado ya por el anterior director de Tráfico, Pere Navarro, incluye desde una regulación específica para las bicicleta hasta la modificación de determinados límites de velocidad, como zonas de 30 kilómetros por hora en algunas vías urbanas y la reducción de la velocidad máxima en todas las vías secundarias a 90 km/h (actualmente en algunas vías, con el arcén más ancho, el límite es de 100 km/h). El proyecto tendrá que ser evaluado ahora por el Ministerio de Interior y el resto de departamentos del Ejecutivo antes de que pueda ser aprobado en el Consejo de Ministros.

Europa Press | Madrid

Nuevo reglamento sobre Sistemas de Retención Infantil (SRI) aprobado por la Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa (UNECE).

febrero 6, 2013 by SillasAuto

El Grupo de trabajo sobre la seguridad pasiva (GRSP) es el órgano subsidiario del Foro Mundial para la Armonización de los Reglamentos sobre Vehículos (WP.29), que prepara las propuestas de regulación en materia de seguridad pasiva para WP.29.

Este grupo de expertos lleva a cabo investigaciones y análisis para desarrollar los requisitos de seguridad pasiva de los vehículos. GRSP convoca oficialmente dos veces al año y confía a grupos informales con los problemas específicos que deben ser resueltos con urgencia o que requieren conocimientos especiales. Más de 70 expertos participan en las sesiones del GRSP.

GRSP ha ideado un nuevo reglamento sobre Sistemas de Retención Infantil (SRI)  o Child Restraint Systems (CRS), en sus siglas en Ingles, a través de  la introducción de una nueva filosofía de restricción de niños/as en los coches.
El reglamento, adoptado durante WP 29 de 158 ª reunión, celebrada en Ginebra 13-16 noviembre de 2012,  se presupone que entrará en vigor a mediados de 2013 (es decir, 6 meses después de la adopción) según la UNECE.
El objetivo principal de la nueva reglamentación de  sistemas de retención infantil  (SRI) es la creación de un asiento bien anclado, una mayor  protección de los niños en la medida de lo posible en caso de colisión o de deceleración brusca del vehículo, mediante la limitación de la movilidad del cuerpo del niño.

El nuevo Reglamento sobre SRI (Sistemas de Retención Infantil) prevé cuatro nuevos conjuntos de disposiciones:

  • La introducción de una clasificación simplificada, llamado “i-Size”, que se basa en la estatura más que el peso del niño, ya que se encontró que era más apropiado para asegurar una mejor protección. El nuevo sistema  denominado «i-Size», ya no confundirá a los padres con complicadas categorías de peso, sino que se basará en una simple elección entre diferentes tamaños, a grosso modo… como si se eligiera ropa para niños.

  • La introducción de un procedimiento de prueba de impacto lateral que dará lugar a una mejor protección de la cabeza del niñ@  de manera que, los nuevos asientos infantiles de seguriad ofrezcan una mejor protección en caso de colisión lateral. Hasta hoy no existía el requisito de pruba dínámica para impactos laterales.

  • La obligatoriedad de la orientación acontramarcha, el SRI orientado hacia atrás  de los niñ@s se extiende a 15 meses, en lugar de 9 meses en el actual Reglamento. Se pretende que los niños  no corran el riesgo de un uso prematuro de asientos orientados hacia adelante, dado que estos asientos irán orientados hacia atrás hasta  OBLIGATORIAMENTE hasta los quince meses de edad.

  • En los últimos años se han desarrollado los sistemas Isofix, que fijan la sillita al vehículo mediante unos puntos de sujeción rígidos situados entre el respaldo y el asiento del coche. En virtud del nuevo reglamento está previsto que los fabricantes mejoren los sistemas de fijación  que conecta el asiento de niño con el vehículo con el fin de crear una posición firme y segura del asiento durante cualquier condición de conducción.

¿ Sabias que ?

enero 2, 2013 by SillasAuto

Una mujer embarazada debe de ir sujeta con el cinturón de seguridad,  protege de la mejor manera a la futura mama y al feto. La unica advertencia es que se debe hacer pasar la parte abdominal del cinturón de seguridad por debajo de la barriga para evitar aplastar al feto.

CINTURON DE SEGURIDAD PARA EMBARAZADAS.

FUNCIONAMIENTO BeSafe PREGNANT:  Se utiliza para que en caso de colision, la banda pelvica del cinturon se desplace hacia la parte inferior de la tripa y la presion se transmita a la pelvis, no a la tripa ni al feto.

En caso de colision cinturon colocado SIN el sistema BeSafe PREGNANT, oprime la tripa de la mama y en consecuencia el feto, pudiendo acabar con la vida de ambos.

En caso de colision el cinturon del vehiculo colocado con el BeSafe PREGNANT hace que este se desplace hacia la zona pelvica y la presion tambien se transmita en esta zona, protegiendo la tripa y en consecuencia al bebe.

HOMOLOGACION:  Norma de seguridad Europea ECE R-16

UTILIZACION: Desde que sabes que estas embarazada.

UN CINTURON DOS VIDAS: PROTEGE AL BEBE ANTES DE NACER.

Seguro, facil de usar y mayor comodidad para la embarazada.

OBLIGATORIO POR LEY

Siguiendo las indicaciones de las Autoridades y Organismos de Salud y Tráfico, BeSafe Pregnant fue diseñado para mantener la parte inferior del cinturón de seguridad por debajo del vientre de la embarazada, sin que por ello se modifique en absoluto la efectividad estándar del cinturón de seguridad convencional.
El cojín especial está fabricado a unos niveles de seguridad y calidad óptimo, con la garantía de calidad y seguridad BeSafe.
La patente mundial de BeSafe Pregnant ha servido para proteger vidas durante más de 15 años, siendo avalado por el Instituto Nacional de Investigación y Tests de Suecia (SPS) según la norma de seguridad ECEr16.

Video impacto frontal

Video colocacion PREGNANT

El uso del cinturón de seguridad es OBLIGATORIO en todos los viajes en automóvil, siendo aun más necesario durante el embarazo.

Un Cinturón – Dos Vidas
Colocar el cinturón correctamente es imprescindible, más aun durante el embarazo.
Modo de uso:
* La banda superior entre los senos.
* La banda pélvica por debajo del útero, contra el cuerpo y sin holguras.
Es difícil conseguir que la banda pélvica no se suba, cada vez más según progresa el embarazo, lo cual es incómodo, crea distracciones y es poco seguro para la madre y el feto. Con BeSafe Pregnant, el cinturón de seguridad se mantiene en la posición recomendada. Esto elimina cualquier peligro potencial del mismo cinturón para la madre y el feto, además favorece el uso del cinturón de seguridad durante el embarazo.

SISTEMA ISOFIX:

enero 2, 2013 by SillasAuto

Con este sistema la silla no se fija simplemente al asiento, si no que se convierte en parte integrante de la carroceria del vehiculo.

Gracias a los tres puntos de anclaje (en sillas para GI) Isofix es el sistema de retencion para niños mas seguro ya que garantiza el maximo nivel de retencion y proteccion en caso de accidente. Ademas con este sistema de simple y facil colocacion, se reduce el riesgo de colocacion incorrecta.

Cambie siempre la silla si ha sufrido un accidente. Podria haber sufrido daños estructurales que podrian comprometer sus caracteristicas de seguridad, por la misma razon rechace sillas de segunda mano, si no sabe a ciencia cierta su precedencia e historial. Tambien deben rechazarse sillas antiguas, ya que no cumplen con la normativa de seguridad actual.

El uso de sistemas de retencion en el vehiculo y ademas con una instalacion correcta evitaria el 75% de las muertes infantiles ocasionadas en accidentes de trafico. Un niño que viaja sin sujeción multiplica por 5 la posibilidad de sufrir lesiones mortales.

¿Que dice el Reglamento General de Circulacion (RD.965/06). Referente a la colocacion de los niños en los asientos delanteros y traseros.

2.a) Respecto de los asientos delanteros del vehículo:

Queda prohibido circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos delanteros.

2.b) Respecto de los asientos traseros del vehículo:

1.º Las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros, deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso.
2.º Las personas cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Utilizacion de las sillas auto y airbags en el coche.

enero 2, 2013 by SillasAuto

La unica limitacion concierne a las sillitas del grupo 0. Esta prohibido llevar una silla en sentido contrario a la marcha en el asiento delantero con el airbag frontal si este no se puede desactivar, de no hacerlo en caso de que se activara las posibilidades de muerte superan el 95%.

Todas las sillas pertenecientes al resto de grupos de peso, se pueden instalar incluso con el airbag (aunque es aconsejable no hacerlo debido a que los airbags estan pensados para adultos y de hacerlo desplazar el asiento hacia atrás todo lo posible).

No hay limitaciones por lo que concierne a los airbags laterales, incluso actuan como protectores de los niños.

A los niños les gusta siempre imitar a los mayores y ellos aprenden de lo que nosotros hacemos, debemos colocarlos en su silla auto, con los arneses bien tensados, pero nosotros debemos predicar con el ejemplo: antes de comenzar la marcha comprobar que todo el mundo lleva correctamente colocado el cinturón de seguridad.

Uno de los errores mas habituales, se produce en los trayectos cortos, por no molestarnos en asegurar al bebe en su sillita lo llevamos en brazos. Esta comprobado que una persona no puede sujetar fisicamente un bebe a mas de 25km hora, es materialmente imposible sujetarlo, ante un impacto superando esa velocidad.

Seguir concienzudamente las instrucciones de uso incluidas en el producto. Solo un uso correcto (montaje de la silla en el coche y colocacion del niño en la silla) puede reducir el riesgo de lesiones graves en caso de accidente.

Una silla  puede no proteger correctamente a su hijo  si no esta instalada de forma  correcta y firmemente sujetada, utilizar una silla de auto de una forma apropiada supone una gran diferencia a la hora de sufrir consecuencias en un accidente.

Una vez instalado correctamente el dispositivo de retencion infantil, debemos verificar que el niño este bien asegurado al mismo. Debemos observar con atención como va sujeto el niño, ya que no valdria de nada instalar bien la silla auto, si el niño no va correctamente asegurado a la misma.

En caso de que el coche haya quedado expuesto al sol, comprobar antes de acomodar al niño en la silla que las diferentes partes de la misma no se hayan sobrecalentado, teniendo especial cuidado con las partes metalicas.

Los cinturones de seguridad de la sillita deben estar siempre tensados de forma correcta, pero sin comprimir el pecho del niño

No darle al niño durante el viaje comida con un palo incorporado, tipo piruletas, polos, etc, ya que en caso de accidente o frenada brusca podrian herirlo.

Todos los niños de menos de 150cm de estatura deben ser transportados en coche siempre sujetos con un sistema de retencion  conforme a la norma  ECE 44/04 y adecuado a su estatura y peso.

En el grupo II-III el cinturón de seguridad del coche debe pasar por debajo del cuello, a la altura de la clavicula. (Por el mismo sitio que nos pasa a los adultos). Son muy peligrosas y por lo tanto deben evitarse otras posiciones como demasiado alta (por el cuello o superior) o demasiado baja (bajo la axila). Hoy dia las sillas auto de este grupo llevan un regulador integrado en el cabezal para ayudar a obtener la altura ideal del cinturón.

Cual es el momento más recomendable para cambiar la sillita del Grupo I a la del Grupo II/III?

enero 2, 2013 by SillasAuto

Las sillitas del Grupo I, las de toda la vida, que van con arnés y mirando hacia el sentido de la marcha, se pueden utilizar hasta los 18 Kg (estadísticamente casi 5 años, según las tablas de crecimiento infantil de la OMS del 2006).
Cuando se nos queda pequeña debemos pasar a una sillita del Grupo II/III, que ya es la última, y que utilizaremos hasta que el niño pueda llevar directamente el cinturón de adulto.

¿Hasta cuando hay que llevar silla de seguridad?

La sillita del Grupo II/III, no obstante, puede empezar a utilizarse mucho antes de que se nos quede pequeña la del Grupo I. Concretamente, a partir de que el niño alcance los 15 Kg de peso, que estadísticamente vienen a ser unos 3 años y medio.
Esto nos deja un margen muy amplio para decidir el cambio, y no siempre se hace con los criterios adecuados. A menudo se adelanta el cambio para aprovechar la sillita para el hermano pequeño, o lo hacemos coincidir con el cambio de automóvil.

Criterio numero 1: Nunca antes de los 15 Kg.
Ni que le falte un poco. Una sillita del Grupo II/III está diseñada para ofrecer unos niveles de protección determinados a un ocupante entre los 15 Kg y los 36 Kg de peso. Y pasa unas pruebas de homologación que lo garantizan. El fabricante no está obligado a proteger pesos mayores ni menores que los indicados y la sillita no pasa ninguna prueba que lo verifique. Además de poner en grave riesgo al niño, estaríamos contraviniendo el artículo 117 del Reglamento de General de Circulación,  sancionable con 300,00 € y 3 puntos del Permiso de Conducción. En caso de accidente, la compañía de seguros podría inhibirse y hasta podríamos ser acusados de negligencia.

Criterio número 2: Nunca después de los 18 Kg.
Por el mismo motivo, nadie garantiza la respuesta de la sillita del Grupo I más allá del peso para el que ha estado diseñada y verificada.

Criterio número 3: Siempre antes de sobrepasar el ajuste más alto del arnés.
El niño va sujeto a la sillita del Grupo I con un arnés de 5 puntos, que debe llevar un sistema de regulación de altura en los hombros para adaptarse al crecimiento.
Para retener al ocupante con eficacia, el arnés debe salir en dirección perpendicular al respaldo (fig.1)  o ligeramente descendente hacia los hombros (fig.2). No debe sobrepasar el cuello (fig.3) y en ningún caso subir hacia arriba (fig.4).

Si el hombro del niño se halla a mayor altura que la posición más alta del arnés, es decir, cuando el arnés tiene que subir desde el respaldo hacia el hombro del niño, ha llegado el momento de desecharla y utilizar una del Grupo II/III.
Un arnés que tiene que subir hacia arriba para pasar por el hombro para luego bajar, podría comprimir la columna al tensarse en caso de impacto frontal. No debemos continuar utilizando la sillita hasta este extremo.

Criterio numero 4: aprovechemos la silla del Grupo I hasta el final.
Una silla del Grupo I es más segura que una del Grupo II/III. En la del Grupo I el niño va sujeto a la silla con un arnés de 5 puntos, en la del Grupo II/III el niño no va sujeto a la silla sino al automóvil con un cinturón de solo tres puntos.

Conclusión:
Respetando los límites de peso, cambiaremos de silla justo antes de que el arnés, ajustado a su posición más alta, tenga que subir hacia el hombro del niño.

Los niños frente al airbag

diciembre 24, 2012 by SillasAuto

 

Los niños frente al airbag

 http://www.matiasmasso.es/blog/2012/12/los-ninos-frente-al-airbag.html

Secuencia de impacto frontal con airbag y portabebés de espaldas a la marcha

 

El airbag del asiento del acompañante es un dispositivo de retención que interpone una bolsa de aire entre el salpicadero y la cabeza del ocupante para protegerla ante un impacto frontal superior a los 20 Km/h.

La bolsa se hincha a velocidades de 200 Km/h para llegar a tiempo (en menos de 0,03 segundos) de recoger la cabeza antes de que se desplace fuera de los límites de seguridad.

Es por ello fundamental que la cabeza no contacte con la bolsa antes de que haya terminado de hincharse.

¿Cómo afecta el airbag a los niños en el automóvil?

Si en lugar de un adulto viaja un niño con una estatura inferior a 150 cm en una sillita de seguridad, que lo acerca más al salpicadero, la bolsa de aire golpeará el cuerpo del ocupante a una velocidad de vértigo, lo que puede producirle serios daños.

Si además estamos hablando de una silla auto de espaldas a la marcha, que sitúa la cabeza de un ocupante de corta edad a menos de 30 cm del salpicadero, podemos imaginarnos como podría afectarle la explosión de la bolsa.

Entre 1997 y 2007 se registraron en sólo en EEUU 180 muertes de niños por explosión del airbag, la mayoría de ellos viajaban de espaldas a la marcha.

Desactivado del airbag

desconectador de airbag para sillas autoEn muchos modelos de automóvil puede desactivarse el airbag del acompañante. En algunos puede hacerse manualmente, en otros es necesario pasar por el concesionario y firmar una autorización que releva de responsabilidad al fabricante del vehículo. Pero hay modelos en los que el airbag no tiene posibilidad de ser desactivado. Lo mejor es consultar el manual del usuario, y en su defecto, hacer la consulta al concesionario.

¿Qué dice la Ley?

etiqueta prohibiendo el uso de dispositivos de retención infantil de espaldas a la marcha en presencia del airbag

A nivel legal, está prohibida la instalación de sillitas de espaldas a la marcha en un asiento con airbag frontal activado.

El Reglamento General de Circulación, en su reforma de Septiembre de 2006, prohíbe expresamente esta situación

Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbag frontal, a menos que haya sido desactivado, condición que se cumplirá también en el caso de que dicho airbag se haya desactivado adecuadamente de forma automática

¿Son peligrosos los airbags laterales?

Los airbags laterales no están considerados un riesgo para los menores siempre que vayan debidamente sujetos y que el fabricante del automóvil no ponga una objección expresa en el manual del usuario. Los airbags de cortinilla son aun más inocuos, pues la distancia que tienen que cubrir es muy corta y la fuerza con la que se hinchan es mucho más leve.

Conclusiones

  • Bajo ningún concepto instale un niño de espaldas a la marcha con un airbag activado.
  • Si no puede desactivar el airbag, evite sentar un menor que no alcance los 150 cm en el asiento delantero.
  • Si por razones de espacio tiene que hacerlo, nuestro consejo es que ese asiento lo ocupe el mayor de ellos, y que regule la posición del asiento lo más atrás posible.

La Seguridad Responsable de RACE y CYBEX

diciembre 3, 2012 by SillasAuto

DECÁLOGO DE LA SEGURIDAD INFANTIL
A la hora de comprar una silla infantil, tenga en cuenta:
• En la silla, busque la etiqueta de homologación europea (con la referencia a la norma R44/04).
• Consulte los informes que los clubes automovilísticos publican anualmente con pruebas de seguridad y uso de los sistemas de retención infantil. Los test de los últimos años están disponibles gratuitamente en www.race.es
• Utilice el sistema que mejor se adapte al peso y la estatura del niño, y verifique el anclaje de la silla (cinturón o Isofix).
• Compruebe también el anclaje que equipa su vehículo (cinturón de seguridad, Isofix, asiento integrado…).
Para garantizar su uso correcto, lea las instrucciones del fabricante
• En el vehículo, el niño debe ir siempre en una sillita.
• La silla debe estar firmemente sujeta, sin holguras, con el reposacabezas y los arneses ajustados al niño.
• Si tiene que colocar al niño en el sentido de la marcha, elija una silla con cojín de seguridad y evitará el riesgo de que el niño saque los brazos de los arneses y quede desprotegido.
• Si la instalación de la silla es en sentido inverso a la marcha, desconecte el airbag frontal de pasajero.
• Todos los ocupantes del vehículo, carga o mascotas que transportemos a bordo deben ir correctamente sujetos o separados de los pasajeros.
• No llevar sistema de retención infantil cuando sea obligatorio supone retirada de tres puntos del carné y multa de 200 euros

La Seguridad Responsable de RACE y CYBEX

diciembre 3, 2012 by SillasAuto

2º Informe 2012: EL SENTIDO INVERSO A LA MARCHA
Viajar en una silla infantil en sentido contrario a la marcha reduce en un 75% el riesgo de sufrir lesiones

Para mejorar la seguridad infantil, RACE y CYBEX, con la colaboración de la DGT, han estudiado la eficacia de llevar a los niños en sentido inverso a la marcha. Para ello, han analizado los hábitos de más de 1000 usuarios y se ha detectado que:
- El 50% de los encuestados considera erróneamente que es más seguro llevar un niño en un SRI en sentido de la marcha.
- El 25% de los usuarios no lo sabía.
- Y tan solo un 21% afirmaba con acierto que lo más seguro es llevar al pequeño en sentido inverso a la marcha.

Tanto es así, que se ha realizado una prueba de impacto que demuestra como una silla del grupo I en sentido inverso a la marcha reduce los riesgos de lesiones respecto a una silla en sentido de la marcha.

En el impacto con un sistema de retención infantil en sentido de la marcha, la cabeza del niño se desplaza hacia delante tirando del cuello, sometiendo a éste a una gran tensión al intentar mantener la cabeza en posición.Las vértebras cervicales de los niños pequeños son inmaduras, y pueden no ser suficientemente fuertes para proteger la médula espinal cuando la cabeza literalmente tira hacia delante del resto del cuerpo, el cual se encuentra sujeto por el arnés de la propia silla. De esta forma la cabeza del niño, no retenida por nada, avanza violentamente hacia delante, traduciéndose esto en un gran incremento de riesgo de daño en cabeza.

En un impacto frontal con la silla de automóvil en sentido contrario de la marcha, todas estas zonas quedan mejor protegidas. Todas las fuerzas que se generan del impacto se distribuyen de manera más homogénea en espalda, cabeza y cuello (una gran parte del cuerpo), de forma que el estiramiento del cuello es mucho menor.

Hay un gran contraste en cómo un niño está sujeto en un sistema de retención con arneses situado en sentido de la marcha. La posición del niño durante el impacto es más “natural” ya que no se produce ese avance característico de la cabeza que sí se produce en los sistemas de retención en sentido de la marcha con arneses.

Tras el análisis de los resultados de las pruebas de impacto, la recomendación de RACE, CYBEX y la Dirección General de Tráfico es llevar siempre al niño en una silla orientada en sentido inverso a la marcha hasta al menos los dos años, o hasta la recomendación del fabricante, y retrasando el cambio al grupo superior todo lo que pueda.

La 2ª campaña “La seguridad responsable; el sentido inverso a la marcha” para prevenir las lesiones infantiles en el vehículo cuenta con el apoyo de la DGT Viajar en una silla infantil en sentido contrario a la marcha reduce en un 75% el riesgo de sufrir lesiones
- Durante el 2011 se produjeron 42 muertes de menores de 14 años por accidente de tráfico, con 456 heridos graves y 4628 heridos leves.

- Viajar con un niño en un sistema de retención en sentido inverso a la marcha supone reducir hasta en un 75% el riesgo de lesiones.

- El estudio entre más de 1.000 usuarios revela que el 19% de los conductores ha sufrido una situación de riesgo al volante con niños a bordo, y la mitad cree erróneamente que llevar al niño en sentido de la marcha es la forma más segura de orientar la silla.

- La prueba de impacto realizada dentro de la campaña “La seguridad responsable” demuestra como el riesgo de daño en cuello y cabeza se multiplica cuando el niño viaja en sentido de la marcha.

- El RACE y CYBEX recomiendan llevar al menor a contramarcha como mínimos hasta dos años, o hasta lo indicado por el fabricante.

Madrid, 3 de diciembre de 2012. Durante el año 2011 se produjeron en España  42 muertes por accidente de tráfico entre menores de 14 años, según el informe de la DGT, con datos a 30 días. Y si tenemos en cuenta los últimos diez años, 1.150 niños perdieron la vida en España por un siniestro vial. Para mejorar la seguridad infantil, RACE y CYBEX, con la colaboración de la DGT, han estudiado la eficacia de llevar a los niños en sentido inverso a la marcha.
Para ello, han estudiado los hábitos de más de 1000 usuarios, y se ha realizado una prueba de impacto que demuestra como una silla del grupo I en sentido inverso reduce los riesgos de lesiones respecto a una silla en sentido de la marcha. Para concienciar sobre su uso, se distribuirán medio millón de dípticos, y se potenciará la formación en los puntos de venta.

En España, y durante el año 2011, fallecieron 42 niños de entre 0 y 14 años como consecuencia de un accidente de tráfico, con 456 heridos graves y 4.628 heridos leves. El total de víctimas en 2011 ascendió a 5.126, lo que supone una media diaria de 14 niños víctimas de accidente de tráfico en 2011.
NOTA DE PRENSA Mientras que el número de fallecidos se reduce, el número de víctimas aumenta.
Si tenemos en cuenta el uso de sistemas de retención infantil entre las víctimas que se produjeron en 2011, y analizando los datos publicados por la DGT, durante el pasado año aumentaron los niños heridos graves que no llevaban un sistema de retención en el momento en el que circulaban en un turismo o furgoneta, y tanto en autovía, como en vías convencionales y por zona urbana.
El dato referido al número de víctimas por accidente de tráfico entre los 0 y los 14 años en el último decenio (2001 – 2010) alcanza la cifra de 1.150 niños muertos, roduciéndose casi 60.000 víctimas de tráfico. Este dato supone, en un ejercicio comparativo, el total de niños de entre 0 y 14 años censados en 2011 en las provincias de Salamanca (41.000 niños) y Palencia (19.000 niños) juntos1
. Cada día se produjeron 14 víctimas por accidente de tráfico menores de 14 años durante este periodo.
Por otro lado, y según distintos estudios, más del 90% de los niños viaja en su sistema de retención infantil, sobre todo en vías interurbanas. ¿Por qué se produce entonces este alto número de víctimas? En muchos casos, una mejora en la colocación del sistema podría reducir el riesgo de lesiones. Para conocer más sobre la opinión de los responsables de la seguridad de los niños a bordo, se preguntaron a más de 1.000 conductores sobre los hábitos y costumbres a la hora de llevar a los pequeños en el vehículo.
Estudio sobre el uso de los sistemas de retención en un vehículo El estudio realizado a más de 1.000 conductores que transportan niños en el vehículo nos da una idea de los hábitos, usos y conocimientos de los responsables de la seguridad de los pequeños. El 95% de los encuestados reconoce llevar a los niños en su SRI, de los cuales un 52% dispone de un sistema IsoFIX. Por relación de parentesco con los niños transportados, aumenta el número de “abuelos” que llevan a los niños en el vehículo (sobre todo trayectos escolares), pasando de un 10% en 2011 a un 19% en 2012.
Respecto a la seguridad al volante, el 19% de los conductores reconoció haber sufrido alguna situación de riesgo al volante con niños a bordo, de los cuales, el 3% declaró no llevar un SRI en ese momento, poniendo el peligro la vida del menor. Sobre el riesgo de sufrir lesiones, el 50% de los encuestados considera erróneamente que es más seguro llevar un niño en un SRI en sentido de la marcha; un 25% de los usuarios no lo sabía, y tan solo un 21% afirmaba con

1
Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Datos referidos al Padrón Municipal 2011.Consulta realizada en www.ine.esacierto que lo más seguro es llevar al pequeño en sentido inverso a la marcha.
Estos resultados serán claves para impulsar la 2ª campaña RACE – CYBEX.
Pruebas de impacto en sentido de la marcha Vs sentido contrario En la actualidad, todos los niños del grupo 0+ (de 0 a 13 kilos) viajan en sentido inverso, pero ¿qué sucede con los niños de entre 9 y 18 kilos? Los estudios internacionales sobre seguridad infantil, como los desarrollados en Estados Unidos o en Suecia, demuestran que los músculos del cuello de un niño soportan un peso muy grande, y que un esfuerzo o tensión elevados puede provocar daños, o incluso la muerte. Por este motivo, y para estudiar estos casos, se ha realizado una prueba de impacto para demostrar la eficacia de viajar en una silla del grupo I en sentido de la marcha frente a una del mismo grupo I en sentido inverso.
Se realizaron dos impactos dinámicos (o Crash Test) a 64 km/h con dos sillas del grupo I (de 9 hasta 18 kilos) homologadas. Las dos pruebas se realizaron por un laboratorio independiente bajo los mismos criterios, utilizando para ello un dummy de un niño de 18 meses situado en la plaza trasera, detrás del puesto del copiloto. En el impacto con un sistema de retención infantil en sentido de la marcha, la cabeza del niño se desplaza hacia delante tirando del cuello, sometiendo a éste a una gran tensión al intentar mantener la cabeza en posición. Este hecho puede estirar la médula espinal y el cráneo puede quedar desvinculado, pudiendo ocasionar la parálisis o muerte del niño. Esto se suele denominar “decapitación interna”.
Las vértebras cervicales de los niños pequeños son inmaduras, están todavía en partes (unidas sólo por cartílago), y pueden no ser suficientemente fuertes para proteger la médula espinal en un accidente de este tipo con el sistema de retención infantil en sentido de la marcha cuando la cabeza literalmente tira hacia delante del resto del cuerpo, el cual se encuentra sujeto por el arnés de la propia silla. De esta forma la cabeza del niño, no retenida por nada, avanza violentamente hacia delante, traduciéndose esto en un gran incremento de riesgo de daño en cabeza, espina y cuello, lo cual se traduce en mayor riesgo de muerte o de parálisis.
En sentido contrario de la marcha estas zonas quedan mejor protegidas. En un impacto frontal con el dispositivo de retención infantil en sentido contrario de la marcha, las cargas puestas en juego se distribuyen de manera más homogénea en espalda, cabeza y cuello (una gran parte del cuerpo), de forma que el estiramiento del cuello es mucho menor. Hay un gran contraste en cómo un niño está sujeto en un sistema de retención con arneses situado en sentido de la marcha. La posición del niño durante el impacto es más “natural” ya que no se produce ese avance característico de la cabeza que sí se produce en los sistemas de retención en sentido de la marcha con arneses.
Lanzamiento de la campaña y consejos de uso La 2ª campaña cuenta con la distribución de más de 500.000 folletos para los usuarios, en los que se recogen los consejos
más importantes a la hora de comprar una silla de seguridad, los consejos de uso, la importancia de colocar al niño en sentido inverso a la marcha, así como un decálogo con los elementos más importantes que deben tener en cuenta los padres a la hora de viajar en el vehículo con los pequeños.
El énfasis de estos materiales se ha puesto en un mensaje: hay que llevar al niño en sentido inverso a la marcha al menos hasta los dos años de edad. A la hora de viajar con nuestro hijo, debemos incorporar una silla de calidad, bien instalada y con el niño correctamente sujeto.
Tras el análisis de los resultados de las pruebas de impacto, la recomendación de RACE, CYBEX y la Dirección General de Tráfico es llevar siempre al niño en una silla orientada en sentido inverso a la marcha hasta al menos los dos años, o hasta la recomendación del fabricante, y retrasando el cambio al grupo superior todo lo que pueda. En el caso de necesitar llevar al pequeño en la plaza delantera del vehículo, en un sistema de retención en sentido inverso a la marcha, se debe desconectar SIEMPRE el airbag frontal de pasajero para evitar daños en el pequeño.
Asimismo, la campaña estará presente en la web de RACE, en las redes sociales, así como en la aplicación gratuita de seguridad vial del RACE para teléfonos Smartphone, en las plataformas Iphone, Android y Windows Phone.
Para consultar todos los datos de siniestralidad infantil en España, la encuesta a más de 1000 usuarios, la experiencia internacional y los estudios de  referencia sobre el sentido inverso a la marcha, los gráficos y resultados de las pruebas de impacto o los consejos para viajar con niños de forma segura en el informe RACE – CYBEX, disponible en www.race.es

Los 6 riesgos de la reutilización de sillitas de seguridad infantil

noviembre 27, 2012 by SillasAuto

A diferencia de los países nórdicos, donde el mercado de ocasión de artículos para el bebé se halla muy arraigado, en España tradicionalmente el primer bebé estrenaba todo aquello que le rodeaba.
Con la llegada de la crisis, no obstante, los productos de puericultura tienden a reutilizarse.
Nuevos modelos de negocio como Cash Converters o eBay se han extendido rápidamente en los últimos años comercializando con productos de ocasión.
Estas prácticas, que fomentan valores como el consumo responsable y la sostenibilidad ambiental, entrañan ciertos riesgos cuando hablamos de dispositivos de seguridad infantil.
Las sillitas de automóvil suelen llegar en buen estado aparente al final de su vida útil.
Un cambio de funda, que se puede adquirir fácilmente como repuesto, y ya tenemos la conciencia tranquila. Según la última encuesta del Grupo Sfera, la tasa actual de reutilización de dispositivos de seguridad infantil en España es del 47%.
Los profesionales del sector tenemos la responsabilidad de aconsejar adecuadamente al consumidor para que escoja su equipamiento de seguridad con un criterio formado.
Es pues, importante que conozcamos bien los riesgos de reutilizar estos dispositivos:

1. La sillita no ofrece la misma protección después de un accidente
Una sillita de la cual no conozcamos su historial puede haberse visto envuelta en un accidente de tráfico. No es necesario que sea ni violento ni aparatoso para desaconsejar el uso del dispositivo.
Lo entenderemos fácilmente si intentamos partir una varilla metálica a base de doblarla. La primera vez que la doblemos no la vamos a romper. Pero si lo hacemos una segunda vez probablemente lo consigamos.
De modo análogo cualquier impacto, aunque no deje rastros visibles, puede ocasionar microgrietas de difícil detección que modifiquen la respuesta del dispositivo en una segunda colisión.
Los fabricantes van incorporando cada vez más materiales deformables en los dispositivos de retención, pues tal como sucede con las estructuras deformables delanteras de los automóviles actuales, disminuyen en gran medida la carga del impacto en los ocupantes.
Por ejemplo, los dispositivos de retención desde la versión 03 de la homologación R44, llevan una capa de material deformable en aquellos puntos donde impacta el cuerpo del ocupante. Si este material ha sido ya impactado, difícilmente seguirá deformándose en una segunda ocasión.

2. Los materiales plásticos se degradan con el tiempo
El polímero es un material plástico con unas propiedades mecánicas especialmente indicadas para su uso en la estructura de los dispositivos de seguridad infantil para el automóvil.
Estas propiedades mantienen una respuesta óptima durante el tiempo de utilización para el que fueron concebidos, pero no son estables mucho más allá.
La luz solar emite rayos UV de alta energía que desprenden los electrones de las moléculas de los polímeros, degradándolos con el tiempo.
Su almacenamiento prolongado en altillos, trasteros o garajes en condiciones de temperatura y humedad variables alteran también las propiedades mecánicas de los plásticos.
La consecuencia es que la respuesta del dispositivo ante un impacto dista mucho de la que ofrecía cuando fue adquirido.
En Estados Unidos y Canadá es habitual que estos dispositivos incluyan una fecha de caducidad más allá de la cual el fabricante declina su responsabilidad ante un accidente.
Técnicamente podrían fabricarse con materiales que garantizaran un uso más prolongado, pero a un coste que no justificaría su reutilización.
El dispositivo más vulnerable es el portabebés del Grupo 0+ (de recién nacido hasta los 13 Kg de peso), pues su uso va más allá del automóvil y el tiempo de exposición a la luz solar puede ser elevado. En especial si no conocemos a quien lo ha utilizado con antelación. La recomendación de los fabricantes es la de no utilizarlo pasados 5 años.
Los dispositivos del Grupo I reciben menos radiación directa pero permanecen más tiempo dentro del automóvil durante su vida activa, donde pueden estar sujetos a cambios importantes de temperatura. La recomendación es retirarlos al cabo de entre 5 y 7 años.
Los dispositivos del Grupo II/III son los menos afectados, porque exponen menor superficie a la luz solar y porque su estructura sufre menos durante el impacto, pero si un solo niño lo puede utilizar durante 8 años seguidos, su reutilización se sale completamente del uso razonable para el que fue diseñado.

3. El desgaste del arnés
El arnés proporciona una sujeción adecuada del ocupante al dispositivo siempre que se halle correctamente tensado, ajustado a la altura de los hombros y se mantenga en buenas condiciones de conservación.
El roce prolongado contra elementos como cremalleras o botones metálicos, así como su limpieza con productos abrasivos puede dar lugar a deslizamientos entre los elementos de ajuste que ocasionen una retención defectuosa en condiciones de impacto, disminuyendo el intervalo disponible para la deceleración, y multiplicando los efectos de la inercia en el cuerpo del ocupante.

4. El dispositivo puede estar incompleto
Es habitual que al cambiar de propietario el producto se halle incompleto.
La ausencia de manual de instrucciones puede acabar en una instalación deficiente del dispositivo. La etiqueta identificativa del modelo y homologación ilegible puede hacernos creer erróneamente que el dispositivo es el adecuado para nuestro hijo.

5. La vigencia de la homologación
La sociedad demanda niveles crecientes de seguridad en paralelo a los avances técnicos.
Lo que ayer se consideraba seguro, hoy se ve como peligroso.
Para proteger al consumidor, las normativas que debe cumplir un dispositivo de seguridad van adecuándose con el tiempo.
Pensemos por ejemplo en los ocupantes de un Seat 600, con los asientos sin reposacabezas, al recibir un impacto trasero.
Todo dispositivo de seguridad infantil para el automóvil debe llevar una etiqueta con la versión de la homologación bajo la que ha sido fabricado.
La versión vigente es la R44/04. Las dos primeras, la R44/01 y la R44/02, no sólo han prescrito sino que su uso está prohibido en toda la Comunidad Europea. El uso de los dispositivos fabricados bajo la R44/03 está aun permitido, pero su comercialización está ya prohibida en la Comunidad. Es una señal que deberíamos tener en cuenta antes de seguir utilizándolos.

6. Los avances en seguridad
Cada año salen al mercado nuevos avances que aprovechan los resultados de las últimas investigaciones en materia de seguridad.
Isofix, Top Tether, nuevos materiales deformables, nuevos sistemas de absorción de energía…
Si queremos lo mejor en seguridad aprovechemos los últimos avances que la tecnología nos pueda ofrecer. El día del impacto lo vamos a agradecer.
El siguiente vídeo muestra un ejemplo de la respuesta que podría ofrecer una sillita de seguridad que no se halla en las debidas condiciones.